# 4. Ser PUNTUAL eleva tu productividad

Todo lo que tienes es tu reputación, así que es muy importante que cumplas tu palabra”.

Richard Branson

Llegar a tiempo es una de las formas más sencillas de elevar tu productividad, es algo que decides y que forma parte de tu filosofía de vida. Ser puntual no se refiere de forma exclusiva a la persona que llega a la hora indicada a sus compromisos, sino que además muestra una actitud de respeto, compromiso y capacidad organizativa.

La persona puntual es ordenada, formal, confiable y entiende lo valioso que es el tiempo, el recurso más importante para alcanzar sus metas.

Las personas altamente productivas logran los resultados que desean porque deciden comprometerse, cumplir y dar lo mejor de sí,  aún sin que nadie los vea; y además, entienden que tener ambición por alcanzar la meta no significa mucho, si no pueden gestionar su tiempo para lograr hacer las cosas de forma rápida y eficiente.

Todos tenemos 24 horas, 1,440 minutos y 86,400 segundos al día. En la carrera del tiempo, todos estamos en igualdad de condiciones, nadie tiene más tiempo que otros, y ninguno es más importante.  

Rodearte de personas que te aporten valor y posean resultados sobresalientes, es algo que te daría la suficiente inspiración para aumentar tu productividad. Sin embargo es muy frecuente encontrarte entre personas que no saben gestionar el tiempo y llegan tarde a todos sus compromisos.

Seguro has escuchado la frase eres el resultado de las 5 personas con las que más convives. Si aplicas esta frase a la puntualidad, es un buen momento para detenerte a pensar quienes son las personas con las que más tiempo compartes.

Pregúntate ¿llegan a tiempo?, ¿cumplen lo que dicen?. Si respondiste que sí, vale la pena que cuides esa relación, si tu respuesta fue negativa, considera hacer ajustes y toma la decisión de ser puntual. Esto traerá cambios positivos a tu vida.

Debes saber que llegar a tiempo, requerirá de un esfuerzo exagerado por modificar tus hábitos, porque estás acostumbrado a actuar sin pensar, y para ser puntual debes hacer lo contrario.

¿De dónde partimos? De la aceptación

Aceptar que tienes un problema con la gestión del tiempo, no es duro, es durísimo de afrontar. A nadie le gusta reconocer que está equivocado y que lo está haciendo mal.

En mi experiencia durante muchos años fui una persona que no prestaba atención al tiempo. Dejaba que las circunstancias y el día a día me fuera llevando. En mi etapa de estudiante la mayor preocupación era llegar a la primera clase de la mañana, y  en el trabajo la preocupación era llegar a checar tarjeta. Siempre iba corriendo y con una carga de estrés para poder cumplir. Por supuesto que muchas veces llegué tarde, quedé mal con personas que quiero y llegué al punto de decepcionar a algunos. Que terrible sensación es llegar tarde a una cita muy importante y tener que pedir disculpas.

Las consecuencias para los impuntuales son la falta de credibilidad y confianza. La gente deja de creer en ti, y si puede evitarte es mejor. A nivel familiar no tienen más que aceptarte pero ya saben que tu siempre llegas tarde y no te toman en serio, y a nivel profesional el ser impuntual te cierra puertas.

Aceptado el problema, lo que sigue es tomar la decisión

Tomar la decisión de ser puntual va más allá de la pronunciación de una buena intención. Decidir serlo, es tener la convicción de querer cambiar y comprometerte contigo mismo a cumplir. Tu palabra se vuelve tu super poder porque afrontas tu responsabilidad y es en este punto en donde las excusas dejan de existir.

Y ahora te das cuenta que:

  1. Es COSTUMBRE comenzar 10 o 15 minutos tarde. En todos los lugares y actividades a donde iba  (universidad, trabajo, reuniones familiares, salidas con amigos, eventos culturales, políticos o lo que fuera) se ofrece una tolerancia de tiempo.
  2. Todos ACEPTAN comenzar tarde. No nos molesta esperar y que nos hagan perder tiempo. Que absurdo es tener cortesía con los que llegan tarde, en lugar de comenzar a tiempo por atención a los que llegaron a la hora indicada o incluso antes.
  3. Encontrarte con alguien puntual es dificilísimo. Tengo la fortuna de conocer a muy pocos y aprecio tanto tenerlos cerca porque les he aprendido la clave de su éxito personal.

Algunas de mis tantas reflexiones fueron:

Si en todos los lugares a los que asisto existe una tolerancia de tiempo para llegar tarde  ¿vale la pena llegar a tiempo?.

Y, si decido ser puntual ¿tengo que aceptar que siempre me hagan esperar?.


En la búsqueda por aumentar mi productividad, confirmé que gestionar mi tiempo es el primer paso para tener control de mi vida. Tomé la decisión de llegar a tiempo a mis compromisos y comencé por aplicar la frase lo que no se puede medir, no se puede mejorar.

Los cambios comenzaron a dar resultados y empecé a sentir tranquilidad. Realicé varias acciones específicas y diseñé mi propio sistema, ahora forman parte de mi rutina.

Por supuesto que me sigo esforzando para ser puntual, y sin duda el tener control de mi tiempo me genera una gran satisfacción.

Te comparto 8 consejos que uso para gestionar mi tiempo, esperando te sirvan tanto como a mí:

  1. Usa reloj de mano. Es más rápido mirar tu mano que prender el teléfono.
  2. Identifica  tus tareas y toma el tiempo que te lleva ejecutarlas sin prisas.
  3. Lleva una agenda organizada, no intentes hacer más tareas de las que puedes y cumple tus tiempos.
  4. Establece un espacio para colocar tus llaves, cartera y pertenencias que usas diariamente.
  5. Programa alarmas o recordatorios para tus compromisos.
  6. Determina un tiempo límite para redes sociales o mirar televisión.
  7. Decide llegar 10 minutos antes a tus citas.
  8. Reserva un tiempo extra para los imprevistos como el tráfico, los accidentes, manifestaciones, etc.

Si tienes alguna recomendación que te funcione, escríbela en los comentarios para que podamos ayudarnos entre todos.

Para terminar, recuerda que el tiempo es lo más valioso que posees y gestionarlo de la forma adecuada elevará tu productividad.

Si te gustó el artículo, dale like y compártelo.

Nos leemos en el siguiente. Ciao

17 Comments

  1. Este post me encanta porque sabes, yo tengo un canal y me encantaaa hacer videos relacionados con belleza pero además con productividad, la puntualidad es una gran cualidad y la poseo, pero conozco a varios que jmm les queda muy grande, soy Daniela Correa saludos.

    Le gusta a 2 personas

  2. Excelentes consejos. A mi me gusta ser puntual y por lo general lo soy.

    A veces pasa que tienes que cambiar un pañal justo ante de salir y llegas unos minutos tarde, pero si te organizas hazte esos detalles puedes planear.

    Me encantó el artículo, gracias

    Le gusta a 1 persona

  3. Personalmente soy muy puntual tanto en llegar a los sitios como en hacer las tareas que tengo encomendadas. A veces creo que incluso demasiado y además no me gusta nada que me hagan esperar…Los consejos que nos has dejado son muy buenos y me ha llamado la atención el hecho de que seas el resultado de las 5 personas con las que más convives. Lo cierto es que me he puesto a pensar y realmente son bastante puntuales también.

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola!!! Después de leer tu post he pensado bien que tal mi puntualidad jejeje, tengo que confesar que me cuesta bastante llegar puntual, en mi casa son todos puntuales… soy la oveja negra 😋 intentaré seguir tus pautas!!!! Besos, me gustó mucho tu reseña.

    Le gusta a 1 persona

  5. Creo que lo de que somos el resultado de las personas con las que mas estamos es una gran verdad porque siempre se nos pegan las costumbres de los que tenemos alrededor y sin son buenas genial pero cuando son malas… Por mucho que luches contra marea no hay quien cambie eso.

    Le gusta a 1 persona

  6. No conocía es frase de “eres el resultado de las cinco personas que te rodean” Me parece que la puntualidad es muy importante para tener un día productivo, ya que cuando vamos contra el tiempo parece mentira pero todo comienza a salir mal y es indispensable saber gestionar nuestros tiempos para obtener buenos resultados.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Rebeca!
      A mi me pasa igual, cuando voy tarde en la primera actividad del día, me retraso en todas las actividades siguientes. Eso me sucede cuando pienso que puedo hacer más cosas de lo que en realidad puedo. Muchas gracias por tus comentarios.
      Saludos!

      Me gusta

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s