# 8. 4 Razones por las que NO logras tus METAS

La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”.

Peter Drucker

Todos buscamos progresar, sentirnos realizados, luchar por los sueños y lograr las metas que han estado en nuestra mente por tanto tiempo.

Esos propósitos toman mucha importancia la noche del año nuevo que se disfruta con los seres queridos y se asume el compromiso de alcanzarlos en el año que está por arrancar.

Todas las frases que se pronuncian comienzan con el “ahora si, voy a….” y dedicamos parte de la noche a hablar de los sueños y las metas que nos interesan.

El efecto que provoca esa reunión en las personas, las convierte en un puñado de emociones y entusiasmo que por varios días se mantiene y da la sensación de que el cambio no es tan difícil.

Los nuevos hábitos se imponen y comienzan a dar sus primeros resultados en el transcurrir de los días.

Tan profunda es la convicción por alcanzar la meta, que no se vislumbra un solo pensamiento de fracaso.

Todo marcha de maravilla hasta que llega el momento inesperado de la primera excusa. Esa terrible circunstancia que obliga a detenerse después de una buena racha.

Y aquí entra de todo: hijos, pareja, familia, lluvia, dinero, juntas, evento, tráfico, hambre, sueño, personas, calor, y la lista es tan larga para con ello tener un pretexto poderoso para detenerse.

Si logramos entender que cuando hay que parar, lo único que queda es retomar y hacerlo de nuevo, no hay manera de que no logremos avanzar.

Pero si por el contrario dedicamos tiempo a culparnos o convencernos de porqué parar era lo mejor, dejaremos de avanzar y es muy probable que en semanas posteriores abandonemos la meta.

La realidad que revelan nuestros resultados sería otra, si desde pequeños se nos enseñara que todo en esta vida se trata de metas y objetivos.

Dejar que la vida suceda sin un propósito es la consecuencia de una persona que no tiene conocimiento del valor que otorga una meta en la vida y su ausencia le hace presa de sus emociones y sus circunstancias.

Las metas marcan el rumbo y son la disciplina, el esfuerzo, la repetición, el compromiso y la constancia, lo que acompaña el proceso y el día a día de la persona que ha decidido tomar el control de su vida.

Denzel Washington, actor y director de cine estadounidense en uno de sus discursos ante graduados lo dijo así:

“Los sueños sin metas, son solo sueños, que si no haces nada te llevarán hacia la desilusión”.

Zig Ziglar orador reconocido, escritor y vendedor profesional decía:

“Es tan difícil llegar a un destino que no se tiene, como regresar desde un lugar en donde no se ha estado”.  

Las probabilidades de alcanzar una meta son más altas cuando se tiene consciencia de la situación actual en donde se encuentra y se define de forma clara y específica a hacia donde quiere llegar.

Las personas que han alcanzado sus sueños han adoptado estas ideas a su filosofía de vida, y han demostrado con su historia personal que es a través del establecimiento especifico de sus metas, más una alta dosis de esfuerzo, disciplina y constancia que han logrado todo lo que han querido, incluso aquello que para la mayoría es imposible.

La fascinante historia del Equipo Hoyt es un ejemplo de la determinación llevada al máximo nivel.

Es una demostración de la increíble fortaleza y compromiso de Dick para con su hijo Rick quien fue diagnosticado al nacer de tetraplejia con parálisis cerebral espástica, lo que lo condicionaba a tener una vida limitada y dependiente a las personas y a la silla de ruedas.

Su total convicción lo llevó a convertirse en un atleta de alto rendimiento para darle a su hijo la oportunidad de sentirse sin discapacidad alguna.

Correr, nadar y andar con su hijo en silla de ruedas durante años en diferentes competencias pareciera para muchos imposible de hacer, pero para un padre como Dick el amor hacia su hijo lo fue todo.

Bryan Tracy reconocido personaje en el mundo del desarrollo personal a través de numerosos estudios encontró que existen 4 razones por las que las personas no tienen metas y son éstas las que hemos de analizar.

Un aspecto muy importante antes de mencionarlas, es que las personas a las que se les entrevistó, sabían y aceptaban la importancia que representa tener una meta en la vida y lo valioso que se vuelve escribirla para alcanzar el éxito, pero aún con esa información NO LAS TENIAN.

Aquí te comparto las 4 razones por las que las personas no establecen metas.

Es posible que si aún te encuentras sin metas, te identifiques con una de ellas:

1.No se dan cuenta de la importancia de las metas

En este punto explica que todos somos producto de nuestra crianza, de lo que aprendimos de nuestros padres, familia y amigos a edad temprana.

Si crecimos en un ambiente en donde se hablaba de metas y se nos alentaba a alcanzarlas es probable que creciéramos con esa idea de forma natural, lo que en la edad adulta daría como consecuencia un comportamiento orientado a alcanzar los objetivos y metas que deseamos.

Por el contrario, si crecimos en un ambiente donde nunca se habló de las metas ni objetivos a perseguir, en la edad adulta formaremos parte del 97% de la población que vive sin un propósito definido dejando que sus circunstancias den sentido a su propia existencia.

2. No saben cómo establecer metas

La segunda razón y tal vez la más común es que a pesar de que en la actualidad existe información, metodologías y sistemas que ayudan a establecer las metas, las personas en su mayoría no las tiene.

El desconocer como proyectar aquello que nos interesa en una meta, se puede volver una tarea difícil, y es cuando de nada sirve saber su importancia.

En el artículo siguiente profundizaremos en el tema y aprenderemos a establecer nuestras metas.

3. Por temor al rechazo

La tercera razón consiste en que numerosos estudios han demostrado que el ser humano tiene temor a la crítica, los prejuicios y a la burla.

Por consecuencia la mayoría de las personas para sentirse aceptadas actúan sin una meta o propósito definido.

Tracy afirma que hay personas que se sienten amenazadas por quienes si tienen metas, así que harán lo necesario para convencernos de abandonar.

Es preferible evitar contacto con ellas para así proteger nuestros sueños, pero si no se puede, hay que procurar no hablar de nuestras metas, lo mejor es dedicarnos a trabajar por nuestros objetivos en silencio.

Hay una escena en la película En busca de la felicidad que se viene a mi mente como ejemplo. Es cuando Chris Gardner le dice a su hijo lo siguiente:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo por ellos mismos, te dirán que tú tampoco puedes hacerlo. ¿Quieres algo? Ve por ello y punto”.

4. Por temor al fracaso

El temor al fracaso es la principal razón por la que las personas no tienen metas. Puede llegar al punto de paralizarnos y limitarnos a tal nivel que las metas se vuelven inalcanzables.

Es muy importante entender que el fracaso es parte del proceso, que fallar, intentar y volver a fallar es natural, es parte del camino hacia el éxito.

El error es parte del aprendizaje para seguir avanzando. La actitud con la que nos enfrentemos a esos errores y a demás situaciones difíciles marcará una diferencia notoria en los resultados.

¿Te identificaste con alguna?

Antes de terminar este artículo quiero agradecerte por tu tiempo y la oportunidad que me diste de compartir esta información contigo que ha sido de gran valor para mí.

Cuéntame en los comentarios ¿Cómo van tus metas? ¿Las tienes definidas?

Te invito a que le des like si te gustó el artículo y te pido me ayudes a compartirlo para que pueda llegar a otras personas.

Nos leemos en el siguiente. Ciao.


11 Comments

  1. Hola!
    La verdad es que me ha emocionado la historia del padre que se convirtió en atleta por su hijo. Todo un ejemplo de superación y lucha.
    Por otro lado, estoy de acuerdo con los 4 puntos que has comentado; de hecho yo ya llevo a la práctica el no comentar mis metas u objetivos con nadie. Siempre hay quien critica sin saber, se ríe u opina sin tener ni idea, así que calladita estoy mejor 😉😉 y el temor a fracasar siempre está ahí pero también nos puede servir para aprender.
    Besos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pienso que en la vida hay que tener objetivos, sueños, metas, pero que muchas veces por temor al fracaso o otras razones, nos inventamos excuusas para no perseguir los sueños. Tengo metas y estoy en camino para realizarlas, espero no encontrat ninguna excusa para parar, no queiro conformarme.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola!
    Mi meta hoy en día es sinceramente disfrutar el momento, exprimir mis días con cosas que me llenen sin más. porque al final creo que enfocamos demasiado esfuerzo y tiempo en cosas que visualizamos a lo lejos.
    Eso sí, Equipo Hoyt es sin duda una gran fuente de inspiración para aprender que si lo queremos, sucede, no importa como, quien nos ayude…. simplemente sucede. Que por cierto me ha recordado a la historia de Ramón Arroyo, que no se rindió, corrió maratones, carreras, etc y todo ello con esclerosis múltiple recurrente remitente.
    Besotes

    Le gusta a 1 persona

  4. Excelente publicación, muchas gracias por compartirla, la verdad me encanto el enfoque diferente que lei del tema, pero lo que me dejo mas maravillada sin lugar a dudas, es la historia del Equipo Hoyt, a decir verdad no la conocia, y me ha más que encantado!

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Hola, guapa!
    Estoy contigo en que una vida sin metas es una vida sin un propósito definido que no sabe hacia donde se dirige y porqué. Para mí los porqués son muy importantes y eso implica tener metas definidas. Por supuesto, una herramienta fundamental para conseguirlas es perseverar y ser muy constante. Afortunadamente, me conozco muy bien y sé cuáles son mis metas y mis propósitos, eso me permite estar enfocada y saber que es lo que quiero a medio plazo. Aunque si es cierto, que en ocasiones, siento miedo al fracaso pero creo que eso es algo que nos han inculcado a fuego en nuestra infancia y que debemos cuestionar. Te felicito por el post. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Una entrada muy interesante que nos hace valorar el presente, visualizando el futuro. En la vida, siempre he intentado tener claras las cosas antes de emprender el camino y estos cuatro puntos que señalas, sumado a los ejemplos que señalas, harán más fácil la labor de realizarlo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Interesante publicación, es cierto que el miedo al rechazo y al fracaso son una carga emocional y psicológica, que se debe superar pero sus condiciones y características marcan profundamente al individuo.
    No tener fijados los puntos de la meta nos impide saber visualizar que camino elegir y la dureza del mismo para conseguir nuestros fines

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola!! Que interesante todo lo que nos cuentas, la verdad es que es un camino difícil, de una manera u otra siempre caemos y no cumplimos nuestros objetivos, yo desde ya tiempo intento ir marcando para para no perder el hábito, el fracaso es duro!! Pero hay que saber como gestionarlo no?, me encantó tu entrada. Besos

    Le gusta a 1 persona

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s